Cuenta atrás para presentar las cuentas anuales

Todas las empresas están obligadas aprobarlas antes del 30 de junio

Comienza la cuenta atrás. El 30 de junio es el último día para aprobar las cuentas anuales de las empresas cuyo ejercicio social coincida con el año natural. Una vez aprobadas, los administradores tienen un mes, es decir, hasta el 30 de julio, para presentarlas en el Registro Mercantil provincial donde se encuentre registrada la sociedad. El depósito se puede realizar físicamente en papel o por vía telemática.

¿Para qué sirve?

Su principal fin es mostrar la imagen fiel del patrimonio, la situación financiera y el resultado de la empresa en cada ejercicio social. De esta forma, los socios, los acreedores y el mercado en general reciben una información ajustada a la realidad. Mientras que la formulación de las cuentas anuales depende del órgano de administración social, su aprobación compete a la junta general.

¿Quién debe hacerlo y qué documentos tiene que que presentar?

Todas las sociedades, incluidas las que no tienen actividad, están obligadas a realizar este trámite, cuyos documentos comprenden el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, el estado de cambios en el patrimonio neto y la memoria, entre otros. Además, en algunos casos, también hay que incluir el informe de auditoría, el informe de gestión, los estados de flujos de efectivo, el informe de autocartera (movimientos sobre acciones propias) y la página de impacto medioambiental.

¿Qué supone no hacerlo?

No hacerlo un año supone no poder inscribir a la sociedad en años posteriores, no poder inscribir actos necesarios como otorgar poderes o nombrar nuevos administradores o tener que pagar sanciones económicas  por importe de 1.200 a 60.000 euros. Cuando la sociedad tenga una de facturación anual superior a 6.000.000 euros, el límite de la multa para cada año de retraso se elevará a 300.000 euros. La sanción a imponer se determina en función de la dimensión de la sociedad, del importe total de las partidas del activo y de su cifra de ventas. El Registro Mercantil comunica al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) qué sociedades mercantiles no han depositado sus cuentas anuales.

Te ayudamos a planificar tus cuentas anuales

Primera consulta gratuita