Tributación por el intercambio de criptomonedas

¿Cómo salvamos esta situación?

 
 

 Un artículo de Melanie Gómez, abogada de LABE Abogados, para el Diario Expansión

Cuando intercambias una moneda virtual por otra se produce una alteración patrimonial (positiva o negativa) que debe hacerse constar en la declaración correspondiente (IRPF) y así lo han manifestado las Consultas Vinculantes (V808-18 y V0999-18) de la Dirección General de Tributos.

Debemos partir de algo significativo, y es que, no tenemos una definición de lo que se entiende por "monedas virtuales" en nuestra normativa. Por ello, debemos acudir al concepto que contiene la Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 2015/849 relativa a la prevención de la utilización del sistema financiero para el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo.

Se entiende como moneda virtual "una representación digital de valor que no es emitida o garantizada por un banco central o una autoridad pública, no está necesariamente vinculada a una moneda legalmente establecida, y no posee la consideración de moneda o dinero de curso legal, pero se acepta por personas o entidades, como medio de intercambio, y que puede ser transferida, almacenada y negociada electrónicamente".

>> Pincha en este enlace para leer el artículo completo