¿Por qué tu empresa necesita un Corporate Compliance?

Te interesa saber esto si no quieres ser multado

Con la reforma del Código Penal en 2015 se ha convertido a las personas jurídicas en sujetos susceptibles de cometer delitos (artículo 31 bis). A causa de ello, ha aumentado la preocupación de las sociedades por establecer medidas de prevención adecuadas; ello mediante la implantación de protocolos de Corporate Compliance para no incurrir la responsabilidad penal de las mismas.

En este sentido, hay que tener en cuenta que la responsabilidad penal de la sociedad puede ser exigible respecto de delitos medioambientales y urbanísticos, riesgos laborales, delitos sobre los derechos de los trabajadores, contra la intimidad, relativos al mercado y los consumidores, Hacienda Pública y Seguridad Social, corrupción, propiedad intelectual e industrial, tecnológicos, etc.


Ventajas de implantar un protocolo de Corporate Compliance


  • Conocimiento de los riesgos: el primer paso de un proyecto de compliance es la evaluación de los riesgos que amenazan a la empresa.

  • Exención de responsabilidad penal: la empresa quedará exonerada del delito si las medidas de prevención y control son anteriores a la comisión del delito.

  • Confianza para el mercado

  • Apariencia de control

  • Ahorro de costes: el esfuerzo realizado en el Compliance implica un ahorro en sanciones y en los costes de imagen de las malas prácticas que pueden tener impacto en las ventas


¿Por qué tu empresa debe implantarlo y qué supone?


Por medio de la implantación de un Protocolo de Corporate Compliance, las empresas pueden evitar la comisión de delitos y en consecuencia la imputación y condena a la empresa, sus directivos y administradores.

Un Corporate Compliance personalizado y adecuado a la empresa en cuestión implica el desarrollo de buenas prácticas y un proceso de prevención de posibles riesgos, según la actividad concreta que esta desarrolle. Para ello, hay que trabajar principalmente en las siguientes área


  • Análisis de los posibles riesgos penales que podrían darse en la empresa y la posibilidad de los mismos acontezcan.

  • Riesgos laborales y medioambientales con el fin de evitar riesgos penales en estas áreas innecesarios.

  • Códigos Ético

  • Medidas de reacción por medio de la implantación de protocolos frente a posibles ilícitos penales o incumplimientos normativo.

  • Formación de los empleados para el conocimiento de la normativa vigente y de su cumplimiento

  • Canal de denuncias

        

Pasos para su implantación


Los pasos a seguir para la implantación de un Protocolo de Corporate Compliance son, principalmente, los siguientes:


  • Mapa de riesgos: identificación de las actividades en cuyo ámbito pueden ser cometidos los delitos.

  • Protocolo de decisiones: procedimientos que especifiquen el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, la adopción de decisiones y de ejecución de las mismas.

  • Recursos Financieros: modelos de gestión de los recursos para impedir la comisión de los delitos.

  • Canal ético: obligación de informar de los posibles riesgos e incumplimientos.

  • Sistema disciplinario que sancione el incumplimiento de las medidas que establecidas por el modelo.

  • Verificación periódica del modelo y de su eventual modificación en caso de que sea necesario.

                

¿Qué responsabilidad penal puede evitarse mediante su implantación?


 Podrá materializarse en:


  • Multa: de hasta 6 veces el perjuicio causado o hasta 3,6 millones de euros.

  • Indemnización: la empresa deberá indemnizar los daños y perjuicios causados.

  • Inhabilitación: la empresa no podrá contratar con el sector público  ni recibir beneficios fiscales ni subvenciones. 


Protege la responsabilidad penal de tu empresa

Implantamos controles de cumplimiento normativo y prevención del delito.