Creación y constitución de una sociedad en Portugal

Creación y constitución de una sociedad en Portugal

Crear empresa en Portugal, uno de los países escogidos por muchos empresarios para crear allí sus sociedades, debido a su situación geográfica y a su pertenencia al mercado europeo, es un proceso sencillo siempre que contemos con un asesoramiento adecuado.

¿Cómo crear una empresa en Portugal?

Para comenzar un negocio en Portugal, es imprescindible seguir los siguientes pasos:

Obtener el Número de Contribuyente (Oficina de Impuestos de Portugal).
Obtener el Número de la Seguridad Social (Oficina de la Seguridad Social portuguesa).
Pedir la tarjeta de residencia en Portugal:

Si el interesado no pertenece a la Unión Europea debe obtener una visa de trabajo y un permiso de residencia.

Si el ciudadano no pertenece a la UE y desea invertir dinero en Portugal pueden inscribirse en el programa Golden Visa, cuyo fin es la atracción de la inversión extranjera.

¿Qué pasos hay que seguir antes de comenzar una actividad económica en Portugal?

En Portugal, es obligatorio que el nombre de la empresa recién creada sea verificado en el Registro Nacional de Entidades Colectivas (RNPC) y si el nombre esta libre se puede reservar durante un total de 48 horas mediante un pago, pero también, se puede escoger el nombre pre-aprobado de la propia base de datos del RNPC.

Por otro lado, para obtener el certificado de registro, son los propios fundadores de la sociedad los que tienen que presentar una solicitud, al igual que los estatutos, el certificado de aprobación del nombre y demás documentos necesarios, como pueden ser las copias de los pasaportes, firmas y formularios requeridos, en un plazo de 15 días desde la incorporación de la empresa a Portugal.

Tras recibir las autoridades portuguesas todos los documentos, estas entregarán el número de contribuyente corporativo, la identificación del seguro social de la compañía y la declaración de inicio de actividades económicas.

Además, los empleados de la entidad tienen que ser registrados en ellos Centros de Formalidades Corporativas o en las Oficinas de Registro Comercial, tan solo 24 horas antes de que comiencen a prestar sus servicios o si no fuera posible en este plazo, también lo pueden realizar en un plazo de 10 días como máximo desde la declaración de inicio de actividad.

Cabe indicar, que tener un contable y una cuenta en una entidad bancaria es obligatorio para poder crear una empresa en Portugal.

¿Qué es la Golden Visa en Portugal?

El visado de oro o más comúnmente denominado Golden Visa, es una de las opciones más rápidas para que los inversores extranjeros reciban la residencia, es decir, a través de la adquisición de activos dentro de Portugal.

Para adquirir esta visa portuguesa es necesario la inversión igual o mayor a 350.000 euros y los residentes tienen derecho a viajar a un total de 26 países (Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza) miembros del Espacio Schengen, área europea en la que los miembros han eliminado los controles en sus fronteras interiores para así conseguir una libre circulación tanto de personas, como de bienes, servicios y capital, siguiendo unas normas para el control de las fronteras exteriores.

Entre las ventajas de este visado podemos destacar la variedad de maneras de inversión, la rapidez del propio proceso y mínima cantidad de requisitos necesarios. Por todo ello, es de gran interés la Golden Visa como proyecto de inversión y que además es cada vez más común. 

¿Qué tipos de empresas se suelen constituir en Portugal?

Sociedad de Responsabilidad Limitada (Sociedade por Ouotas, LDA): este tipo de sociedades deben tener al menos 2 fundadores cuyo capital mínimo suele ser de 5.000 euros. En cuanto a los accionistas, estos tienen que aportar siempre una contribución al capital y su responsabilidad está limitada. La dirección y gestión de la empresa para por las manos de un director que es elegido por la junta general de accionistas.

Sociedad Anónima de Responsabilidad Limitada (Sociedade Anónima, SA Corporation): el capital mínimo de las SA es de 50.000 euros y el mínimo número de accionistas para esta sociedad en de 5, cuya responsabilidad está limitada al capital que aportan. Además, la gestión de estas empresas está bajo las directrices de la junta directiva que es monitoreada por un consejo supervisor, todos ellos elegidos por la junta general de accionistas.

Sociedad limitada en comandita (Sociedade em Comandita, SC): el número de socios mínimo es de dos y al menos uno de ellos debe ser general, socio comanditaria, por lo que tiene completa responsabilidad por las obligaciones de la empresa y el otro tienen responsabilidad limitada y debe entregar capital a la asociación, por lo que se denomina socio comanditado.

Sociedad General (Sociedades em Nome Collectivo, SNC): estas sociedades se forman con dos socios con responsabilidades completas dentro de la empresa y ambos son igual de responsables a la hora de tomar decisiones en nombre de la entidad, además, no existe capital mínimo para estas sociedades.

Sociedad de Responsabilidad Limitada de un solo accionista (LLC): esta figura no tiene porqué tener requisitos en cuanto al capital social y se suele utilizar para la creación de pequeñas empresas, puesto que solo es necesario que haya un director y un accionista para iniciar la actividad.

¿Cómo puedo abrir una sucursal en Portugal?

Si una empresa extranjera desea abrir una sucursal o filial en Portugal es necesario registrar el nombre de la misma, al igual que establecer y registrar la sucursal en la Oficina de Registro Comercial donde hay que entregar los siguientes documentos:

. Documentos de constitución de la empresa matriz.
. Confirmación de la junta directiva de la empresa matriz en relación a la apertura de la sucursal.
. Poder notarial.

Además, en este país portugués las sucursales pueden tener beneficios gracias a los tratados de doble imposición firmados con países de todo el mundo cuando se demuestre que los impuestos se pagan en el país de residencia de la empresa matriz.

¿Cómo es la fiscalidad Portugal?

¿Cómo es la fiscalidad Portugal?

Portugal cuenta con muchas ventajas para cualquier empresario que decida situar su empresa en su territorio. Se encuentra muy cercano a nuestro país y también cuenta con una serie de características que provoca que la fiscalidad de Portugal sea muy beneficiosa. Esta atractiva fiscalidad de Portugal durante la última década ha posibilitado que se revierta la situación de recesión. Estas serie de medidas fiscales para no residentes junto con el rescate de la Unión Europea, han posibilitado el desarrollo del territorio luso.

Régimen fiscal residentes no habituales Portugal

Antes de conocer el régimen fiscal para los residentes no habituales en Portugal, es importante conocer el concepto de residente no habitual. Son considerados como tal aquellos sujetos pasivos que a pesar de tener residencia fiscal, no han pagado el IRPF los cinco años anteriores. En cada período anual el sujeto será considerado como residente fiscal a efectos de dicho impuesto.

Por lo tanto, los residentes no habituales en territorio luso cuentan con un régimen y beneficios. Tanto las rentas netas de las categoría A (las referidas al trabajo por cuenta ajena) y B (los autónomos) que hagan referencia a actividades con un alto valor añadido y percibidas por residentes no habituales, están sometidas a un imposición que cuenta con un tipo fijo del 20%. En este contexto de la fiscalidad Portugal hay que destacar que las rentas que pertenezcan a la categoría A que los no residentes obtengan en el extranjero están exentas en las siguientes situaciones cuando:

    • Estén sujetas al pago de impuestos en otro país
    • Estén sujetas al pago de impuestos en el otro Estado contratante

Impuestos Portugal

Para conocer la fiscalidad de Portugal es importante conocer de primera mano los impuestos Portugal, para hacer frente a todas las obligaciones fiscales en dicho territorio.

Impuesto sobre la renta Portugal

Para todos aquellos que sean residentes en Portugal, tanto los ingresos laborales, los alquileres, las pensiones y los demás ingresos se suman para poder calcular la factura sobre el impuesto de la renta. Para aquellos que no sean residentes en Portugal solo se graban aquellos ingresos que procedan de Portugal. La escala de este impuesto en Portugal oscila entre el 14,5 y el 48%. De esta manera la base imposible se grava a partir de los siguientes tipos:

  • 0 a 7.116 euros, un 14.5%
  • 116 a 10.736 euros, un 23%
  • 736 a 15.216 euros, un 26.5%
  • 216 a 19.696 euros, un 28,5
  • 696 a 25.076 euros, un 35%
  • 076 a 36.757€ euros, un 37%
  • 757 a 48.033€ euros, un 43,5%
  • 033 a 75.009 euros, un 45%
  • Más de 75.009 euros, un 48%

Impuesto sobre las rentas de capital Portugal

Dejando a un lado a los residentes fiscales no habituales en Portugal, el resto de contribuyentes tendrán que pagar impuesto sobre las rentas que sean obtenidas con sus ahorros y capital. Por ello, todos aquellos que obtengan rentas generadas por su capital podrán elegir entre optar por los tramos progresivos citados anteriormente o por un tipo fijo.

Impuesto de Sociedades Portugal

Los beneficios de carácter empresarial que se obtengan en Portugal deben tributar en dicho territorio. Hay que destacar que existen 3 tipos de tramos diferentes: general, municipal y estatal.

El tramo general es del 21% y viene fijado por el propio gobierno del país. Este tramo tiene una serie de excepciones: para las pequeñas empresas que cuenten con beneficios de hasta 25.000 euros en un año el tramo general es del 17%. En el caso de las Azores el tramo para cualquier tipo de empresa es del 16.8%

En lo que respecta al Impuesto de Sociedades Portugal municipal, este viene determinado por el gobierno municipal del lugar donde la empresa tenga su sede. Dicho tramo oscila entre el 0 y el 1.5% de los beneficios.

Por último, el tramo estatal depende del nivel de beneficios obtenidos, debido a que sigue una estructura progresiva:

  • 0% para los beneficios que sean menores de 1.5 millones de euros
  • 3% para los beneficios que oscilen entre los 1.5 y 7.5 millones de euros
  • 5% para los beneficios entre los 7.5 y 35 millones de euros
  • 7% para aquellos beneficios que se sitúen por encima de los 35 millones de euros

IVA en Portugal

El IVA en Portugal se encarga de gravar el consumo de los bienes y servicios, contando con 4 tramos distintos. El tipo general es del 23% y es usado para aquellos productos y servicios que no están sujetos a los tipos reducidos. El primer tipo reducido es del 13% y es utilizado para algunos alimentos, bares y restaurantes, así como a diversos eventos culturales.

El segundo tipo reducido es del 6% y es utilizado, entre otras cosas, para los servicios médicos, alimentos, prensa y libros o viviendas. El tramo exento es del 0% es utilizado para el transporte internacional.

Residencia fiscal Portugal

Tener la residencia fiscal Portugal otorga una serie de ventajas a todo empresario, ya que se aprovechan de un buen ahorro fiscal. En este contexto cabe destacar la Residencia NHR y que cuenta con una serie de requisitos:

  • No haber sido residente fiscal en Portugal los cinco años anteriores
  • Adquirir la residencia fiscal en Portugal
  • Solicitar ser registrado como un residente fiscal no habitual hasta la fecha del 31 de marzo del año siguiente a la que se produzca el registro como residente
Golden Visa Portugal

La Golden Visa Portugal busca atraer a grandes patrimonios del extranjero a este territorio luso. Este programa está en vigor desde 2012 para obtener la residencia portuguesa por medio de la inversión en compra de bienes inmuebles, inversión en empresas o deuda pública. La Golden Visa Portugal se puede obtener a través de los siguientes requisitos, entre los que destacan los siguientes:

    • No ser residente de la Unión Europea
    • Estar al menos 7 días al año en Portugal
    • Demostrar que el solicitante dispone de una serie de recursos económicos propios que sean suficientes para residir en Portugal
    • Tener un seguro privado en Portugal

¿Cómo conocer la fiscalidad de Portugal?

Para conocer de manera correcta la fiscalidad de Portugal, es necesario contar con los mejores expertos en la materia. En LABE Abogados contamos con los mejores expertos en crear sociedades offshore, como es el caso de Portugal. Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites. Visita nuestra sede en Paseo de la Castellana 89 de Madrid o llama al 913 14 90 16.